Educación disruptiva los retos del futuro

Educación Disruptiva: los retos del futuro

La metodología de enseñanza actual no responde al reto de la necesaria revolución digital de nuestra sociedad, es por eso que es necesario un cambio disruptivo.

La Educación Disruptiva es aquella que busca mejorar las metodologías de enseñanza actuales. Para ello, lo que se busca es un cambio disruptivo, es decir, brusco y definitivo. Es por eso que se busca dar el salto hacia una revolución digital, lo que lleve a la sociedad a una comunidad más conectada, comunicada y tecnológica.

¿Qué es la Educación Disruptiva?

La Educación Disruptiva, es aquella que pretende romper con lo habitual para mejorar lo existente. Son muchos los expertos que piensan que el cambio es urgente, dado que el sistema es anacrónico, es decir, continúa anclado en el siglo pasado y no responde a las necesidades de la era digital.

Para la consecución de una Educación Disruptiva, la transformación que se ha de realizar ha de ejecutarse a través de cinco ejes:

  • Preparación del aula.
  • Cambiar la teoría por la práctica.
  • Adaptar el contenido que se enseña a las ideas que los alumnos captan.
  • Romper el esquema de roles dando autoridad al alumno.
  • Transformar las evaluaciones en procesos compartidos de exploración.

¿Qué persigue la Educación Disruptiva?

La educación tiene unos objetivos globales que cumplir en el S. XXI, los cuales pretenden ser cubiertos a través de la Educación Disruptiva:

  • Personalizar el aprendizaje, permitiendo a cada alumno extraer su máximo potencial. El aprendizaje personalizado, permite ser llevado a cabo en cualquier situación, tanto en formaciones online, como presenciales o híbridas.
  • Impartir formaciones tempranas, consiguiendo que los alumnos sean nativos digitales. Es decir, individuos que crecen con los nuevos medios de comunicación y que consumen habitualmente recursos de nuevo formato.
  • Reforzar las competencias digitales, mejorando la empleabilidad actual y futura. Como el aprendizaje continuo, el liderazgo en red, la comunicación digital o la visión estratégica, que permite identificar las claves y tendencias del fenómeno digital.
  • Fortalecer el pensamiento crítico, aumentando la capacidad de analizar y evaluar el peso y validez de los razonamientos.
  • Incorporar la inteligencia artificial para una mejor gestión de datos y educación.

El papel de los docentes

En la educación disruptiva el alumno pasa a ser el centro del conocimiento, de modo que pasa a ser responsable de su aprendizaje. De este modo, el docente queda encargado de supervisar el proceso de aprendizaje y adaptarse al ritmo del alumno.

Actualmente se habla de los Docentes 2.0, ¿pero a qué hace referencia?

El maestro 2.0 es aquel que dinamiza las clases, potencia las capacidades propias de cada aluno y atrae la atención de los estudiantes. Además, reúne cualidades y destrezas tecnológicas para poder integrar eficazmente los contenidos digitales en el aula y mejorar el proceso educativo.

La labor de estos docentes es constante, y se rige por 4 principios:

  1. 1. Fomenta la investigación por parte de los alumnos, haciendo que sean estos quienes se enfrenten a retos y resuelvan los problemas planteados.
  2. 2. Da valor a la creatividad y a la innovación.
  3. 3. Los contenidos cambian a formatos interactivos. La era digital potencia los recursos online y su compartición en diferentes medios.
  4. 4. La colaboración es la fuente del conocimiento. Los trabajos en grupo y los resultados de equipo facilitan la comunicación y la exploración de nuevos conceptos.

El papel de las nuevas tecnologías

El desarrollo de las nuevas tecnologías supone la aparición de nuevos escenarios de aprendizaje dentro del marco de la educación. Las TIC son capaces de romper con barreras hasta ahora siempre presentes: espacios delimitados, localizaciones de los estudiantes o edades de los asistentes.

La visión de las TIC en la educación, busca facilitar el aprendizaje mediante la participación de los estudiantes, la promoción de la creatividad, el fomento del aprendizaje autodirigido, la colaboración y la mejora de las habilidades de pensamiento avanzado.

Las TIC casi siempre tendrán una triple función: como instrumento facilitador de los procesos de aprendizaje, como herramienta para el proceso de la información y como contenido implícito de aprendizaje.

Juan Domingo Farnos

Si estas barreras quedan eliminadas, lo que nos queda es El Aprendizaje Informal, capaz de alargarse durante toda la vida, sin barreras temporales o geográficas y con contenidos directos a satisfacer las necesidades formativas específicas.