Cómo calcular el precio de un curso online

Establecer un precio para nuestros productos digitales es una ardua tarea que genera estrés, confusión y dolores de cabeza.

Si ya has determinado tu público objetivo, la propuesta de valor, la estructura de tu curso e incluso lo tienes listo para lanzar, es el momento de ponerle un precio. En este post dejamos unos tips imprescindibles para acercarte más a tu precio justo.

Puntos a evaluar

  • Gastos
    • Fijos: aquellos presentes independientemente de la acción ejecutada, como: luz, internet, salarios, plataforma eLearning o cuota de autónomo por ejemplo.
    • Variables: aquellos que fluctúan en el tiempo, como: acciones marketing puntuales o la contratación de un freelancer especializado para una materia concreta.
  • Público objetivo, es decir, a quién se va a enfocar el curso a comercializar. Hay que considerar las necesidades y posibilidades de cada nicho de mercado: una empresa que desea formar en competencias digitales a sus empleados y un universitario que a nivel personal quiere aprender fotografía básica no cuentan con el mismo presupuesto.
  • Características de la formación: las características individuales de cada curso se han de analizar en detalle. El precio de un curso formado por vídeos pregrabados será muy diferente a otro de la misma temática con actividades interactivas y a otro con una masterclass en directo con un ponente experto en el tema.
  • Profesionales expertos: ¿contará tu curso con un erudito en la materia tratada? evalúa el costo que supondrá en tu proyecto y el valor que generará para los alumnos.
  • Competencia: saber cómo actúa la competencia es un buen dato para tomar como partida, pero la realidad del mercado es otra: tu competencia puede estar consolidada en el mercado, y querer entrar con un precio inferior generará la impresión de ser un producto inferior, por lo que tendrás que
  • Aportar un valor añadido: toda formación tiene como fin marcar un antes y un después, aportar ciertos conocimientos, habilidades o generar un impacto en la vida del alumno, de modo que hacer ver de antemano esos futuros cambios al público objetivo es un punto fuerte a favor.

¿Qué ocurre si el precio..

.. es muy alto?

Si el precio es elevado, la barrera inicial de la venta será complicada de superar, pero por el contrario, con pocas ventas, el margen de beneficio será superior.

.. es muy bajo?

En este caso, la percepción por parte del público objetivo será baja, no se percibirá el valor real del producto. Visto desde el margen de la ganancia, las ventas deberán ser altas para generar un margen importante.

Recomendaciones para poner precio a un curso online

Emplea técnicas de marketing, más concretamente en lo relacionado con la psicología de precios. Estos se basan en generar una respuesta emocional en el consumidor. Los precios psicológicos utilizan la respuesta emocional del cliente para fomentar las ventas y sirven para vender más sin reducir costes.

Te planteamos dos de las estrategias más utilizadas:

  • Precio impar. Se trata de una de las estrategias más utilizadas: juega con la percepción del cerebro del importe según:
    • Precios impares: son números que llaman más la atención y, dan la sensación de que el producto es más barato o está de oferta.
    • Acabados en 9: Si a un importe se le resta 1€ o incluso 0,01€, el consumidor percibe el producto más económico de lo que en realidad es.
  • Establece precios por periodos: en servicios de streaming o de suscripción el importe a abonar es mensual, por lo que el consumidor percibe que el importe tiene cobertura durante un largo periodo y le da menos importancia al pago.

¿Tienes dudas? ¡Te ayudamos! Déjanos un comentario y nuestros expertos en teleformación te ayudarán.