LMS ¿Open source o propietario?

LMS: ¿Open Source o Propietario?

Si ya estás creando cursos e-learning, o planeas comenzar a crearlos, vas a necesitar un LMS. Esto es un sistema de gestión del aprendizaje, también conocidos como plataformas e-learning.

A la hora de elegir una plataforma de formación online para albergar nuestra formación, nos hemos enfrentado alguna vez a esta pregunta: ¿Optamos por una plataforma de formación open source o por una solución propietaria?

¿Para qué se usan las plataformas e-learning? 

En su origen, estas plataformas se crearon para cumplir tres objetivos:

  • Crear, almacenar y categorizar las formaciones creadas.
  • Controlar los accesos de los alumnos a los cursos.
  • Llevar un seguimiento del avance de cada alumno en cada curso.

Cumplidos estos tres objetivos, las plataformas han crecido a la par que crecían las necesidades de los formadores.

A día de hoy ofrecen funciones avanzadas complejas, escalando la experiencia y las posibilidades potencialmente: automatizaciones automáticas gracias a conexiones a otros sistemas, emisión de certificados y diplomas personalizados o gestión de roles específicos para cada usuario entre otros.

¿Qué tipos de LMS hay?

Las plataformas de e-learning se pueden clasificar en dos bloques según su origen: las de código abierto u Open Source, y los de Software Propietario o SaaS (Software as a Service).

LMS Open Source 

Los LMS de código abierto funcionan bajo los términos de la Licencia Pública General de GNU, lo que significa que garantiza la libertad para compartir el programa y modificarlo de forma gratuita.

Este tipo de software, presenta ventajas, siendo la más notable con respecto a su contraparte la distribución y licencia gratis. Al ser una herramienta libre, se permite la modificación del código a cualquier usuario del mundo que participe en su desarrollo. Los beneficios de los paquetes de software de código abierto incluyen:

  • Distribución y licencia gratuita independientemente del número de usuarios.
  • Los usuarios del todo el mundo pueden participar en su desarrollo.
  • Habilidad de ejecución en múltiples plataformas.
  • Una mejor y más fácil comunicación con otros lenguajes de programación, plataformas y bases de datos de código abierto.

En contraposición, hay que valorar los inconvenientes: las plataformas Open Source no disponen de soporte, por lo que los errores de programación o generados con el uso no siempre son resueltos. Requieren de grandes conocimientos de programación y, entre otros, el sistema open source no siempre ofrece la misma calidad, por lo que puede generar errores en las páginas o en la carga de contenido.

En algunos casos, los costos totales de ejecución de un LMS de código abierto pueden superar el costo inicial de la licencia de un software propietario de LMS.

LMS Propietario

En este caso, el fabricante del software es propietario del código, por lo que es el único capacitado para realizar modificaciones.

Si bien es cierto que como inconvenientes, el pago de una licencia es inevitable, así como la propiedad del software nunca será propia, a largo plazo, los beneficios que conlleva son mayores:

  • Soporte activo:  ofrecen un servicio completo, que incluye alojamiento, mantenimiento, seguridad y actualizaciones y mejoras.
  • Escalabilidad: la cantidad de usuarios activos puede crecer sin tener impacto en el rendimiento ni generar un gasto de servidor.
  • Disponibilidad inmediato: el tiempo para poder utilizar desde su contratación es sólo de algunos segundos hasta pocos días. 
  • Soluciones rápidas: puede solucionar los fallos en cuestión de minutos o pocas horas.
  • Mayor protección de los datos que almacena el LMS.
  • Interfaces más sencillas e intuitivas para el usuario, lo que reduce los plazos en formación y adaptación a un nuevo sistema.

En resumidas cuentas..

.. la plataforma e-learning Open Source no es siempre la opción más económica.

Existe la falsa creencia de pensar que el código abierto es sinónimo de un servicio gratuito, pero mirando más allá del momento inicial, la rentabilidad en términos económicos y de recursos resulta más alta en el caso del modelo SaaS (Software as a Service) gracias a las actualizaciones, mejoras, soporte y seguridad que aporta.

Ahora que conoces la diferencia entre ambas modalidades es el momento de elegir una para tu nueva plataforma LMS. Recuerda que en Wrupal cuentas con consultores expertos para ayudarte a analizar tus necesidades y poner en marcha tu proyecto, ¡contáctanos!

¿Aún tienes dudas? ¡Déjanos ayudarte! Puedes escribirnos a través de los comentarios y nos encargaremos de asesorarte para que encuentres la mejor solución para tu proyecto.